El equipo profesional de triatlón Uplace ha comenzado la temporada de una manera fantástica con una victoria increíble en el Ironman 70,3 de Sudáfrica

 

Bart Aernouts gana el Ironman 70.3 de Sudáfrica.

20 de enero de 2013 – Bart Aernouts, atleta del Equipo Profesional de Triatlón Uplace, ha ganado hoy el Ironman 70.3 de Sudáfrica. Con un tiempo de 4:03:53, Bart venció a Ronnie Schildknecht (Suiza; 4:06:23) y Tim Don (Reino Unido; 4:10:40). En su primera carrera de este año, Bart realizó un magnífico inicio de temporada para el equipo Profesional de Triatlón Uplace. Este es el segundo año consecutivo que un atleta belga se alza con el título, tras la victoria de Marino Vanhoenacker en 2012. Por otra parte, su compañero de equipo Axel Zeebroek tuvo un mal día y terminó 13 º con un tiempo de 4:27:31.

En la categoría femenina, la atleta del Uplace, Tine Deckers, tuvo que retirarse de la carrera después de perder sus gafas de natación durante el segmento de agua. La defensora del título, Jodie Swallow (UK; 4:34:29), gano la carrera. Completaron el podio Susie Hignett (Reino Unido; 4:43:38) y Lucie Reed (República Checa; 4:44:19).

Los hombres del Uplace tuvieron un buen comienzo. Axel salió del agua en tercera posición (23:50), a siete segundos del nadador más rápido Albert Marko. Por su parte, Bart, fue undécimo con un espléndido tiempo de 26:45, realizando más tarde una impresionante remontada en bicicleta que le colocó, a mitad de etapa, en segundo lugar, para liderar la prueba tan solo cinco kilómetros más adelante. Al inicio de la media maratón, llevaba dos minutos de ventaja sobre el resto de los corredores, seguido de Schildknecht y Albert en segunda y tercera posición respectivamente. Bart no renunciaría al liderato el resto de la carrera. Mientras tanto, Axel estaba luchando en la bici y con molestias en sus glúteos perdía tiempo y las primeras posiciones, finalizando el segmento de bicicleta en el puesto 16. En la carrera a pie consiguió adelantar algunas posiciones, terminando finalmente en el puesto13º.

Bart Aernouts estaba encantado, obviamente, con su primera victoria del año: “Ganar siempre es divertido, tanto para el equipo como para mí. Comenzar el año con una victoria te motiva y te da tranquilidad. Con el nacimiento de mi hija, mi entrenamiento durante el invierno ha sido más corto y algo diferente de lo habitual. Hice un buen entrenamiento en Lanzarote a principios de enero, pero al final todavía tenía un montón de preguntas de cara a esta primera carrera. Estoy especialmente satisfecho con la natación. Salí del agua con el segundo grupo, junto a atletas que habían sido siempre más fuertes que yo en años anteriores. Eso me dio un gran impulso para el segmento de bicicleta. Intenté avanzar lo más rápido posible, y cuando tuve la ventaja, luché para mantenerme por delante del resto. La media maratón fue muy dura, pero trate de completar una carrera bastante constante. Tal vez el dicho sea cierto y el nacimiento de Paulien me ha hecho volar … “Bart ahora permanecerá en Sudáfrica algo más de dos semanas para entrenar. Su siguiente carrera es el triatlón de Abu Dabi.

Axel Zeebroek llegó a Sudáfrica en buena forma y con aspiraciones de podio. Por eso, su resultado fue una decepción: “La primera carrera de la temporada suele ser todo o nada. Hoy tal vez hubo algo, pero realmente no fue suficiente. Mi natación fue bien, como suele ser normalmente. Pero mi rendimiento en la bicicleta fue muy pobre: no tuve energía ni fuerza y mis glúteos me dolía tanto que no podía ponerme de pie sobre la bici. No estaba seguro de si sería capaz de correr, pero al final mi media maratón fue bastante decente. A pesar de todo no ha sido una buena carrera para mí. Tenía la esperanza de conseguir un mejor rendimiento y un mejor resultado. ”

Tine Deckers atrajo toda la atención antes de la carrera. Embarazada de14 semanas, Sudáfrica era su última carrera antes de dar a luz a su primer hijo el próximo verano. Estaba ansiosa por realizar otra gran actuación en Sudáfrica, donde había terminado segunda y tercera en años anteriores.

Aunque al final, Tine no tuvo la oportunidad de demostrar su valía. Después de 200 metros, perdió sus gafas de natación. Su carrera había terminado incluso antes de que hubiera empezado: “Algunos pueden ser capaces de continuar sin gafas, pero yo no puedo, sobre todo en el mar. Es una lástima. Esta era mi única oportunidad de correr durante mi embarazo. Tenía muchas ganas de conseguir un buen resultado en la carrera de hoy. “